fotografía de niños

 

Captura los tiernos momentos e intensas emociones de este tiempo tan especial. A medida que tus hijos crecen, como fotógrafo de niños en Madrid, puedo preservar esos recuerdos tan valiosos y convertirlos en arte gracias a la fotografía.

 

Unos padres que buscane fotos de niños adoran la atención por los detalles y esta fotografía que hago se centra mucho en las expresiones y gestos que los niños nos proporcionan; en sus tiernas miradas y dulzura de su expresión.

 

Esta sesión puede ser la continuación de una historia que hayamos empezado tiempo atrás durante el embarazo o tal vez el comienzo de una nueva etapa que iremos cubriendo a lo largo de los años.

 

Fotógrafo de niños en Madrid

Hacerse con fotos de tus niños proporciona un recuerdo para siempre, pero la experiencia puede llegar a ser frustrante para los padres que no están bien preparados. Aquí hago una serie de recomendaciones para que el reportaje de fotos vaya como la seda y sea más fácil para todos. Por lo general, tras haber hecho unas cuantas sesiones con niños, puedo decirte que los niños prestan poca atención y les encanta correr a todos sitios, especialmente cuando les están haciendo fotos. Cada niño tiene una personalidad y comportamiento distinto, por lo que es necesario ajustar la sesión de fotos a su carácter.

 

Si estás pensando en hacer las fotos por tu cuenta como lo haría un fotógrafo profesional en Madrid, una de las primeras cosas que debes hacer es preparar todo el equipamiento antes de empezar, luces, soportes, todo debe estar en perfectas condiciones para poder realizar buenas fotos de tus hijos.

 

Como fotógrafa de niños, me tomo un tiempo ganándome su confianza y para esto me resultan muy útiles mis estudios de educación infantil. Los niños son curiosos por naturaleza y es importante enseñarles el equipo que se va a usar en el reportaje de fotografía; de esta manera de relajan y cooperan mucho mejor en la sesión.

 

Si vamos a fotografiarles en su propio espacio, como puede ser vuestra casa, hay que estar muy pendientes de todos sus gestos. La cámara siempre tiene que estar preparada para capturar el instante y hacerlo eterno. La fotografía de niños en el hogar aporta una naturalidad adicional pues los niños están en su salsa.

 

Hay que evitar tener detrás contornos que distorsionen la figura del niño, además de cualquier objeto vertical que aparezca por encima de sus cabezas. La mejor forma de comenzar es aparecer con una sonrisa y seguir sonriendo durante toda la sesión. Los niños se dan cuenta de todo muy rápido y esto ayuda a que colaboren más durante del reportaje de fotos. Podemos utilizar un juguete que tengan para facilitar la conexión con el niño y ganárnoslo de esta forma. Todo unido hará que se tenga una sesión de fotos de niños espectacular.

 

Por último, importantísimo, ¡disfruta!, estas sesiones son muy divertidas, no solo el niño se lo pasa bien, sino que también los padres se divierten viendo a sus hijos durante la sesión.